Monday, September 11, 2006

TU eres MI OTRA PARTE...

Uno de estos días leí algo sobre los TOLTECAS, un grupo de indígenas que primariamente viven en México. Cuando ellos conocen a otra persona, lo saludan con estas palabras: "TU ERES MI OTRTA PARTE!". Que lindo sentimiento! ---Entender tan profundamente la verdad sobre nuestra conexión.---

Te imaginas que tú vayas hoy, todo el día, saludando a cada uno en esa forma: "Tú eres mi Otra Parte"

La humanidad es una sola, y cada uno de nosotros somos un trocito de ella; en conexión directa. Tus acciones me afectan muchísimo más de lo que puedas imaginarte. Muchas veces Yo actúo y el resultado de mis acciones, sin que Yo lo llegue a saber, te afectan a tí de forma total. Esto ocurre aunque Tú y Yo no nos conozcamos.

Una vez un niño de 8 años dejó escapar su pelota y decidió cruzar la calle para recuperarla. En ese momento un carro que viene a una velocidad moderada casi impacta al niño. El conductor maniobró el carro de forma magistral. Tiró del timón hacia la izquierda y pudo salvar al niño; pero perdió un poco el control del carro y fue a parar en el tronco de un robusto árbol que había más adelante, solo a un par de metros de distancia.

El carro sufrió un fuerte golpe en la esquina frontal izquierda (del mismo lado del conductor); no obstante el conductor pudo retomar el camino y seguir su marcha, pues el impacto no fue lo suficientemente grande para que el carro dejara de correr.

Pero a unas dos millas de lo courrido el conductor se sintió un tanto sofocado, paró el carro a su derecha, tomó su celular y marcó al 911(emergencias). Le habló a la operadora y le explicó brevemente lo que le había sucedido. La operadora le prometió que el rescate llegaría en 20 minuto. El le imploró prontitud, pues se sentía mareado y perdía el conocimiento. Cuando llegaron los del rescate, ya era tarde, el conductor había muerto. Un paro cardíaco...

Los médicos determinaron que el conductor había recibido un fuerte golpe en el pecho, lo que le produjo un malfuncionamiento del corazón.

Este señor (el conductor), no conocía al niño de la pelota. El niño no conoció al a este conductor, ni siquiera se miraron a sus caras. Pero el conductor murió para que este niño siguiera viviendo. Cambió su vida por la del niño.

Se habrá dado cuenta el niño de lo que le ocurrió al conductor, pocos minutos después de que este hizo todo lo que pudo para salvar su vida?
---Probablemente NO---

Muchas veces otros nos salvan la vida a nosotros, sin enterarnos de ello. Por esto siempre debemos ver en los demás NUESTRA OTRA PARTE. No estamos solos. Procuremos hacer por los demás lo mejor que podamos. Algo que los haga felices...y con ello seremos felices tambien nosostros...!

Ah....Y cuando otra persona te trata mal, tómalo con calma. Acuérdate que esa persona es tu OTRA PARTE, pero que le falta conocer que TU eres su OTRA PARTE. Cuando lo descubra te tratará mejor...

Para tópicos de Cocina, visítame a : www.chef-pablito.blogspot.com
Gracias y hasta mañana ....!

2 Comments:

At 7:43 PM, Blogger Amy Castro said...

Siempre es bueno leerte.. solo he pasado por aqui par de veces y dejame decirte que me tus escritos han influido en algunas de mis ultimas deciciones... Gracias

 
At 10:23 AM, Blogger Chef Pablito said...

Gracias Amy por tu cumplido. Me alegro que mis escritos sirvan de algo. De eso se trata...

Sé felíz durante todo el día de hoy...!

 

Post a Comment

<< Home