Friday, July 13, 2007

El Smoke Point MENTAL...

Cuando se trata de ACEITE DE COCINAR, es muy frecuente que se considere una característica suya que es muy importante, y que se llama SMOKE POINT. Esto NO ES MAS que la TEMPERATURA a la cual el ACEITE comienza a descomponerse. Es en ese punto de calor, cuando comienza a aparecer MUCHO HUMO. El ACEITE entonces pierde todas sus propiedades; y no queda otra opción que no sea TIRARLO.

El Smoke POINT varía según el tipo de ACEITE. Así por ejemplo tenemos,
...el Aceite de OLIVAS, que tiene un SMOKE POINT de 190 grados C. --eso es que a partir de esa temperatura, el aceite de oivas comienza a humerar, y se descompone-- El aceite de MANI, 231 grados C ...El de MAIZ, 236 grados C ...El de semillas de FLOR DEL SOL tiene un SMOKE POINT de 246 grados C. Y así...

Ahora bien ...Yo me puse a relacionar esto con LA MENTE DEL SER HUMANO --y me dí cuentas de que TAMBIEN hay un Smoke POINT MENTAL-- ...es ese punto en que llegamos a pensar TANTO y TANTO sobre una misma situación, que comienza a REINAR el HUMO en nuestra MENTE; y TODO se vuelve MAS CONFUSO. Y en especial, aquel HUMO no nos permite MIRAR NUESTRA ALMA, que es donde muchas veces NACEN y CRECEN las ESPERANZAS.

YO hoy no quiero pensar tanto en mis problemas --NO TANTO tanto, hasta llegar a alacanzar MI SMOKE POINT MENTAL-- ...quiero seguir sintiendo y mirando MI ALMA.

...Y TU?

3 Comments:

At 12:11 PM, Blogger Ginnette said...

Gracias por este post amigo, tu sabes que lo necesito. No he llegado hasta ahi, de hecho estoy bastante tranquila, pero se donde esta mi smoke point. Gracias por recordarmelo!!

 
At 8:44 AM, Blogger Rosannita said...

Tienes una creatividad para enlazar las cosas cotidianas que ves con la psicología humana! A mí me pasa eso muchas veces, de tanto pensar y pensar termino echando humo! Buen consejo, buena técnica!

=D

 
At 6:55 PM, Blogger In said...

Uyyyy!!! Yo si que he llegado muchas veces a mi Smoke Point MENTAL!, me da tan pero tan fuerte que termino en una clínica inyectándome para despejar un poco el humo de mi cabeza, fíjate que coincidencia me pasó el sábado y de verdad que no lo quiero recordar!

Gracias amigo bello, estoy aprendiendo mucho de tus términos culinarios.

 

Post a Comment

<< Home